0 7 mins 3 meses

CDMX a 23 de junio de 2021.- “Desde el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) procuramos que a través de valores democráticos las niñas, niños y adolescentes reconozcan sus derechos y, por ende, se hagan visibles las igualdades y acceso a las oportunidades, para ello es indispensable que desde las instituciones se construyan canales directos de comunicación con las personas que integran estos grupos”.

Lo anterior fue señalado por el Consejero Electoral, Mauricio Huesca Rodríguez, durante el evento  “¡Con información a la acción!” y la entrega de resultados del 1er Plan de Estudio Abierto en la Ciudad de México (2019-2021), organizado de manera virtual por el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFOCDMX).

El objetivo del encuentro, se informó, fue dar a conocer los resultados del trabajo colaborativo y el logro de las metas de los integrantes de la Red Ciudad en Apertura, que es un conjunto de organizaciones de la sociedad civil, instituciones públicas y organismos autónomos que suman esfuerzos a través de propuestas y acciones de apertura que tengan incidencia social en grupos prioritarios de la población, para fortalecer la participación y la colaboración de las personas en los asuntos públicos; así como promover la transparencia proactiva entre los entes gubernamentales.

Durante la mesa titulada “Niñas, niños y adolescentes”, el Consejero Mauricio Huesca habló de los proyectos realizados por el IECM en beneficio de la niñez y la juventud, porque para la institución, afirmó, estas personas son factores esenciales en el proceso de cambio; para ello, se ha buscado crear espacios de reflexión y conciencia sobre los desafíos y las problemáticas que enfrenta la niñez y las juventudes.

“Las juventudes son una fuerza esencial para el desarrollo cuando se les proporcionan las herramientas necesarias y las oportunidades para prosperar especialmente en nuestra democracia”, aseguró.

Al referir las medidas de inclusión realizadas por el Instituto Electoral capitalino, Huesca Rodríguez indicó que se trabaja en el involucramiento de las niñas, niños y adolescentes en la vida pública y política.

Uno de estos proyectos, dijo, es la plataforma digital Ciudad KeVe, que es un observatorio electoral desarrollado por el IECM, en el marco de la renovación de cargos de elección popular en la Ciudad de México y que busca promover la observación electoral desde edades tempranas, al tiempo de incentivar el interés y acercamiento a las democracias, apreciando las  diferentes formas de ser, de pensar y de ejercer los derechos humanos en plenitud.

Asimismo, destacó la realización de la Consulta de Niñas, Niños y Adolescentes, que dio como resultado un análisis cualitativo y cuantitativo de las expresiones manifestadas por la niñez y juventudes de la Ciudad de México que participaron en el ejercicio consultivo de 2019.

En este ejercicio, expuso, participaron cerca de 65 mil personas, de las cuales 51 por ciento fueron mujeres, 47 por ciento hombres y el 0.30 por ciento no se identificó con un género. En cuanto a los grupos etarios, dijo que el 46 por ciento fueron personas de 6 a 9 años de edad, 37 por ciento de entre 10 y 13 años, y un 15 por ciento de 14 a 17 años.

Las principales problemáticas que señalaron fueron seguridad pública con un 39 por ciento, impacto ambiental e higiene con un 13 por ciento, servicios de infraestructura urbana 13 por ciento.

Además, refirió el caso de las pruebas piloto en secundarias técnicas en donde participaron más de 20 mil personas; 10 mil lo hicieron mediante mecanismos electrónicos y otras 10 mil 500 en boleta impresa; de éstas, el 49 por ciento fueron mujeres, el 49.1 por ciento eran hombres y un 0.5 por ciento no se identificó con ningún género.

Resaltó que desde el extranjero se registró la participación de 54 personas, en donde las principales preocupaciones fueron el bullying, la seguridad pública y las adicciones.

El Consejero del IECM se dijo convencido que estos ejercicios permiten a las personas informarse desde una edad temprana en valores públicos individuales, crear una ciudadanía, así como dotarlos de herramientas útiles como habilidades de negociación, de tolerancia e intuición, a fin de enriquecerse culturalmente.

“La lógica de estos ejercicios es erradicar la apatía, que identifiquen las problemáticas de su entorno, para que gocen de capacidad de ser notadas y notados, escuchadas y escuchados, identificando a quiénes pueden canalizar sus necesidades y carencias, identificándose como parte de la problemática y la solución”, apuntó.

Indicó que cada año el IECM remite los resultados de estas consultas a las alcaldías y al Congreso de la Ciudad de México, con el fin de que sean escuchadas las voces de las niñas, niños y adolescentes, trabajando así en políticas públicas que les beneficien.

Finalmente, mencionó que en el caso de las infancias y adolescencias en las Ciudad de México, el IECM ha procurado que las personas de este grupo identifiquen las problemáticas de su entorno, se vean como parte de este problema y ellas y ellos se conviertan en factores de cambio determinantes para su solución. Que cuando sean personas adultas, tengan las herramientas y capacidades necesarias para desarticular problemas sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *