0 6 mins 4 meses

CDMX 24 de mayo del 2021.-Propuestas coreográficas contemporáneas, folclóricas, de flamenco, tango y danzón –entre otros géneros– de creadores, creadoras e intérpretes mexicanos forman parte de la programación virtual que el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura ofrecerá a partir del 26 de mayo y hasta el 25 de junio en Facebook del INBAL (/INBAmx) y de la Coordinación Nacional de Danza (/danzaINBAL/), en el marco de “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura federal. Las funciones serán los miércoles a las 12:00 y los viernes a las 21:00 horas, estas últimas como parte del ciclo Noches de danza.

Ante la aceptación que tuvieron y a su calidad, se consideró oportuno reprogramar las coreografías que formaron parte de la pasada celebración del Día Internacional de la Danza 2021.

A través del lenguaje de 20 compañías procedentes de 10 entidades representantes de las cinco regiones del país se evidencia una parte de la esencia dancística nacional, plasmada en producciones audiovisuales con duración de 10 minutos cada una. Sobresale el hecho de que los escenarios tradicionales fueron sustituidos por espacios cotidianos: casas, edificios, calles, plazas, parques o playas.

Además, a las 20 coreografías se sumará el viernes 28 de mayo el estreno de Abandono, nostalgia anticipada de Gustavo Lara Equihua, quien contó con la colaboración de la compañía Lux Boreal de Ángel Arámbula y Henry Torres. En esta pieza, un grupo de bailarines ataviados en blanco, en la caja negra tradicional de un teatro, interactúa con sublimes imágenes de la naturaleza y un espacio dejado en el olvido.

Tango, danzón, butoh, son jarocho, improvisación y danza contemporánea

La programación iniciará el miércoles 26 de mayo con Tierra fértil, trabajo de improvisación de Yuliana Niño sobre una gran extensión de playa con frondosas palmeras de fondo.

Tango QMX ofrece su programa Volver a sentir en escenarios al aire libre del Centro Histórico de la Ciudad de México, y Trinum. Proyecto Escénico, Reflexus, obra que explora la belleza de un enorme edificio habitacional.

La explanada del Monumento a la Revolución es el espacio ideal para Ladxido (corazón) de los grupos Año Luz Plataforma Escénica y ZAPAPA’ escena, mientras que un parque, una banca y objetos antiguos envuelven el trabajo coreográfico 4:44 de la compañía Akto Zero.

La elegancia y el ritmo de Nereidas, uno de los danzones más populares, se hace presente a cargo del proyecto Danzoneros del maestro Félix Rentería. Por su parte, Rubí Oseguera Rueda comparte el son jarocho El toro zacamandú en alguna calle de tierras veracruzanas, e Íntimo Tango desafía la pasión del género con Mi corazón con el tuyo, lo mismo en espacios abiertos del Bosque de Chapultepec que en lavaderos y tendederos de un edificio habitacional.

En una enorme piedra, la maestra Isabel Beteta demuestra su creatividad y el lado sublime de la naturaleza en Hoy. Un ambiente nocturno en la terraza de un edificio es el escenario idóneo para Óscar Ruvalcaba Cía. y su pieza Nuevos rituales urbanos. Los contrastes de Sonora: sus lados citadino y árido son las ambientaciones para la interpretación del solo Mientras espero de Manuel Ballesteros.

La maestra Silvia Unzueta, con su compañía Púrpura Danza Teatro, ofrece en un acogedor jardín el ritual dancístico Y todavía duele, sobre los 500 años de la Conquista de México-Tenochtitlan. La agrupación bajacaliforniana Teatro en el Incendio comparte la belleza de su estado desde la cima de un cerro tapizado con flores amarillas a través de Barbaridades para existir. La compañía morelense Sociedad del Paisaje muestra en un imponente escenario rocoso y montañoso su obra El cuerpo es el mensaje.

El ruedo de un restaurante tradicional es transformado por unos instantes en un tablao por la compañía ¡Viva Flamenco! para presentar A la sombra del naranjo. La bailarina Amada Domínguez exalta la inocencia del cuerpo en Pigmentocracia bajo la belleza arquitectónica moderna de la Casa Refugio Citlaltépetl. El lenguaje de la danza butoh es llevado al clímax con el solo Mutación de Rafael Hernández Ramos, interpretación cobijada por la belleza natural de la playa de Cuyutlán, en Colima.

Gabriela Woo baila en calles de su natal Coahuila y capta la atención del tránsito peatonal y vehicular con su obra Preludio. Erika Méndez ofrece su historia dancística La caída, inspirada en una frase del escritor portugués Fernando Pessoa. El grupo jalisciense Tres Producción Creativa interactúa con elementos del paisaje urbano del Parque Morelos de Guadalajara Monumento personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *