0 1 min 4 meses

CDMX a 14 de junio de 2021.- La exportación de reses vivas, de la que Brasil es uno de los líderes mundiales con 400.000 cabezas embarcadas por año, no sólo causa sufrimiento a los animales sino que presiona la deforestación de la Amazonía, según un estudio divulgado este lunes por la organización Mercy for Animals.

Ello debido a que la mayoría de los navíos con los que Brasil exporta ganado vivo parten del puerto de Vila do Conde, en el estado amazónico de Pará (norte), y son abastecidos con reses de haciendas próximas, muchas ubicadas en áreas con altos índices de tala, según la organización no gubernamental estadounidense.

 

Información tomada de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *