0 4 mins 4 meses

CDMX a 20 de mayo de 2021.- El senador Miguel Ángel Lucero Olivas propuso la creación de un Código de Ética que guíe la actuación de todos los funcionarios del Instituto Nacional Electoral (INE), especialmente los consejeros de ese organismo, a fin de garantizar las condiciones de equidad e imparcialidad de los procesos electorales.  

 

Mediante una iniciativa que reforma la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el legislador del PT sugirió que el Consejo General del INE sea el encargado de publicar el Código de Ética. 

 

Dicho documento, precisó, deberá considerar los principios de certeza, imparcialidad, legalidad, máxima publicidad y austeridad. Además, tendrá que ser ratificado por el Pleno de la Cámara de Diputados, por mayoría simple. 

 

Señaló que con este Código las y los consejeros tendrán la obligación de actuar y conducirse de manera previsible, dotar sus juicios y actos de veracidad, certidumbre y apego a los hechos.  

 

Así como abstenerse de emitir opiniones en público que califiquen o adjetivicen la ideología de cualquier partido político, candidata o candidato, salvo cuando estén llamando a la violencia expresa en contra de alguna persona o grupo poblacional. 

 

El senador planteó que tampoco puedan tomar partido y deberán velar por el interés público y los valores fundamentales de la democracia, “supeditado a éstos, de manera irrestricta, cualquier interés personal o preferencia política”.  

 

Los funcionarios del INE también tendrán la obligación de conducirse bajo una política de Estado que privilegie el interés popular sobre la burocracia, y administrar los recursos con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez para satisfacer los objetivos a los que están destinados. 

 

En caso de violación grave al Código de Ética, determinada por la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara de Diputados, propuso que la o el funcionario público sea “recusado de las decisiones sobre las que haya manifestado sesgo partidista o ideológico”. 

 

Lucero Olivas precisó que los integrantes del Consejo General del INE deben mantener, en todo momento, una postura neutral respecto a cualquier ideología o agenda política de cada partido. “No pueden ser juez y parte. Dada la importancia y trascendencia de su voz es fundamental evitar el posicionamiento que exprese las opiniones y preferencias políticas aún a título personal”. 

 

Calificó de grave que en la actualidad el Consejero Presidente del INE, y otros consejeros, se pronuncien abiertamente en contra de la forma de gobernar de diversos partidos políticos que se encuentran en la libertad de definir sus proyectos de gobierno. 

 

La iniciativa fue turnada a las comisiones de Gobernación y de Estudios Legislativos, Segunda, de la Cámara de Senadores. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *