0 4 mins 3 meses

CDMX a 06 de septiembre, 2021.- El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hoy en su diaria conferencia de prensa matutina que la deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) está en proceso de restructuración.

Dijo que, como ya se inició, no puede dar detalles al respecto, pero recordó que México recibió 12 mil 500 millones de dólares en la distribución de Derechos Especiales de Giro, hecha por el Fondo Monetario Internacional, y esos son dineros que usará Hacienda para el pago de débitos.

Hay secreto bancario en el proceso de restructuración que es en bien de la hacienda pública y, por eso, no se pueden dar detalles, pero sí puedo decirles que Pemex no está a la deriva, no está como cualquier otra compañía, pues es una empresa de la nación al igual que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), expresó el presidente.

Hace unos días el periódico La Jornada publicó que, en lo que resta de la actual administración, Pemex deberá hacer frente a pagos por un monto que equivale a uno de cada tres dólares de su deuda actual.

En términos específicos significa que la petrolera tendrá que realizar amortizaciones de deuda entre 2021 y 2024 por 36 mil 500 millones de dólares, de un monto total de endeudamiento vigente de 114 mil millones, indicó el diario citando fuentes de Pemex

Por su parte, López Obrador insistió en sus denuncias de la privatización de la empresa más productiva de la nación y denunció que, por esa vía, la habían convertido en algo como cualquier otra y le daban el mismo trato que a la Shell británica, o Iberdrola, de España, por eso crearon mecanismos para limitarlas y acosar a ambas.

El Instituto de la Competencia impedía el crecimiento de una y otra mientras beneficiaba a las empresas privadas extranjeras, señaló.

Recordó que hace poco su Gobierno llevó una iniciativa de reforma para mejorar el marco jurídico de Pemex y la CFE, y el Instituto presentó un amparo en contra para beneficiar al capital extranjero privado.

Ahora, dijo, el ejecutivo protege a Pemex y a la CFE, y ya no son iguales a las empresas particulares, ‘son de la nación de verdad y no puede haber un interés particular o de grupo por encima del nacional’.

Pemex es de los mexicanos y su deuda es soberana, del Gobierno, de Hacienda, reiteró.

No es posible, explicó, que se lleve a cabo un deslinde y afecte a Pemex, y esto ayuda mucho porque las tasas de interés estaban por arriba de cualquiera y es lo que estamos rectificando y al mismo tiempo retirando los subsidios a las privadas para no seguir perjudicando al consumidor final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *