0 4 mins 4 meses

CDMX 27 de mayo del 2021.-El poder conocer los recursos naturales desde el punto de vista químico nos permite incidir en mejorar la salud a través del desarrollo de nuevos productos alimenticios, con los cuales se contribuye en optimización de las condiciones sociales y económicas de las zonas menos favorecidas de nuestro país.

En México uno de los encargados de realizar investigación en el sector primario es Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), quienes a través del desarrollo de innovación tecnológica están contribuyendo a brindar seguridad alimentaria, además de otorgar soluciones para incrementar los ingresos económicos de las y los productores.

En entrevista con el Doctor Horacio Guzmán, conocimos parte de su investigación y proyecto acerca de garambullo, el cual lleva desarrollando alrededor de 10 años y los resultados se pueden ver reflejados en la comunidad del Garabatillo en Dolores Hidalgo.

El garambullo (Myrtillocactus geometrizans) es una especie perteneciente a la familia de las cactáceas, cuyo fruto es benéfico para el cuerpo humano, al actuar como antioxidante y contener nutrimentos en mayores cantidades en comparación con los arándanos, moras azules, entre otros. Éste se cultiva en el Estado de México, Hidalgo, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí.

Nos comentó que el garambullo tiene una corta duración poscosecha, debido a que la fermentación comienza al par de días cuando se expone a una temperatura ambiente, sin embargo, al desarrollar la tecnología han logrado aprovechar el cultivo en más de 300 hectáreas y trasformar el garambullo en productos para vender y generarse ingresos económicos.

Por las condiciones sociales y culturales se trabajó con las mujeres de la comunidad, quienes ya tienen el conocimiento para transformar el garambullo y obtener dulces artesanales, jugos y pigmentos que ya venden. Pese a la pandemia, el Dr. Guzmán desea poder seguir contribuyendo con la comunidad e impulsar a las mujeres para que puedan establecer una microempresa y formalizar sus ganancias.

La alternativa más conveniente para contrarrestar la corta vida postcosecha del fruto del garambullo es la deshidratación.

Se pueden producir pasas de garambullo que logren la conservación del fruto. Entra a un proceso de deshidratación que puede ocurrir en la planta, siempre y cuando se tomen en cuenta las condiciones climatológicas y se cuiden los tiempos de cosecha.

Una vez deshidratado el fruto del garambullo, se pueden generar diferentes subproductos para comercialización, como las pasas con coberturas de sabores, mermelada, ate y colorante a base de betalaínas, utilizado para la elaboración de cosméticos, productos farmacéuticos y agroindustriales.

Conoce más aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *