0 3 mins 1 mes

El temor a la nueva cepa ómicron de COVID-19 recorre el mundo. Necesitamos entender las causas de la mutación, sus peligros, las medidas para evitar contagiarse con la nueva cepa. El infectólogo Ricardo Teijeiro, de Argentina, nos explica.

Hasta el momento se detectaron más de 20 variantes del COVID-19, a dos años de su aparición. Sin embargo, solo algunas son monitoreadas de cerca por los científicos.

La Organización Mundial de la Salud denominó a cinco de ellas como variantes de preocupación: alpha, beta, gamma, delta y ómicron. Todas circulan en gran parte del mundo. En tanto, las variantes lambda y mu, detectadas en Perú y Colombia respectivamente, son consideradas hoy variantes de interés.

El doctor Ricardo Teijeiro, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología, explicó que hasta el momento los pacientes con la variante ómicron presentaron síntomas leves de la enfermedad, la cual afectó principalmente a personas no vacunadas.

“La característica (de esta nueva variante) es que tiene más de 30 mutaciones del virus y muchas de ellas se presentan en la proteína de enlace con la célula humana. Esto hace que la cepa sea más contagiosa y ese es el riesgo más importante detectado hasta ahora” sobre esta nueva variante, explicó Teijeiro.

En cuanto a la efectividad de las vacunas frente a esta nueva cepa, el infectólogo argentino aclaró que las vacunas no previenen a una persona de contraerla, pero bajan el riesgo de infección. Y en caso de contraer la enfermedad, permiten transitarla sin síntomas graves.

«Aquellos que tengan menos protección van a ser en quienes más circule el virus. Regiones donde la vacunación y la protección es más alta en los adultos mayores, es probable que empiece a circular por la franja etaria del adolescente o el paciente pediátrico», dijo Teijeiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *