0 3 mins 1 mes

La industria automotriz atraviesa por un momento en el que pasa de los motores de combustión interna a motores eléctricos, lo cual no impide que las grandes empresas continúen invirtiendo en tecnología que saque el mayor provecho a los combustibles.

Por ello, dependencias como la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE), de la Secretaría de Energía, publican informes periódicos en los que informa cuáles son algunos de los modelos de auto que gastan menos gasolina.

Según el informe más reciente de la CONUEE, basado en pruebas controladas realizadas en laboratorios, de los 400 modelos en venta en México, el Lincoln Corsair es el modelo que reporta mejor rendimiento con un rendimiento combinado (el cual incluye el uso en ciudad y carretera) de 50,3 km/l.

En segundo lugar le sigue el Range Rover Sport de Land Rover con 34,71 km/l, seguido del Insight de Honda con 30,4 km/l; el XC40 de Volvo con 29,7 km/l, Ioniq de Hyundai con 28,4 km/l.

Volvo también ocupa el sexto y el séptimo lugar con sus modelos XC60 PHEV y XC90 PHEV con un rendimiento de 28,4 y 27, respectivamente, seguido Kia y Lincoln, cuyos modelos Niro EX y Aviator, respectivamente, reportan un rendimiento de 26,92 km/l.

Ford sigue la lista con su modelo Escape 2,5 L FHEV con 25,03 km/l; JAC con el Sei2 con 24,4 km/l; el Dodge Attitude con 24,1 km/l; el Suzuki Swift Bostergreen con 23,8 km/l, y Chevrolet Onix con 23,4 km/l.

Hábitos que afectan el rendimiento

El CONUEE advierte que entre las causas que pueden afectar el rendimiento de los autos son algunos malos hábitos que se tienen, entre los que destacan: calentar el motor más de un minuto (funcionamiento en vacío) y acelerar rápidamente en un semáforo.

Asimismo, los viajes constantes en altas velocidades, manejar con tráfico denso, usar inmoderadamente el aire acondicionado y cargar cosas inútiles en la cajuela, son otros hábitos que afectan el rendimiento de los autos.

Para ello, el organismo recomienda sólo prender el motor cuando se pretenda avanzar, anticipar las situaciones de frenado y aceleración en el tránsito, y acelerar de forma suave y gradual para evitar forzar el motor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *