0 1 min 5 meses

CDMX a 12 de mayo de 2021.- Ni siquiera la mitad de los fallecidos por Covid-19 en México fueron sometidos a una intubación, el procedimiento que debería de aplicarse a la mayoría de los enfermos graves en un intento para salvarles la vida.

Sólo tres de cada diez fueron conectados a un respirador artificial. Pero no sólo eso, apenas una de cada cinco personas que enfermaron y murieron en un hospital recibieron atención médica en una unidad de cuidados intensivos (UCI).

Esto significa que de los 207 mil 307 mexicanos que hasta ayer murieron en un hospital, (91.33% del total de los 219 mil 323 fallecimientos) sólo 60 mil 119 fueron intubados, mientras que únicamente 41 mil 461 recibieron atención especializada de terapia intensiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *