0 6 mins 5 meses

CDMX 23 de abril del 2021.-La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, afirmó que la libertad de expresión es uno de los valores más importantes de cualquier democracia y aseguró que en nuestro país las y los ciudadanos tienen esta garantía.

Al participar en la inauguración del “Segundo Encuentro de Comunicadoras y Comunicadores del Poder Legislativo. Medios públicos, comunicación y ciudadanía”, destacó que ese derecho de todas las personas reconoce dos límites claros: la prohibición de la censura previa y la prohibición de la propaganda en favor de la guerra y la apología del odio nacional, racial o religioso que incite a la discriminación o la violencia.

Estimó que bajo ese contexto, el papel del comunicador es fundamental para informar al público y que éste se forme una opinión propia y tome sus decisiones.

“Los receptores nunca llegamos a tener la visión completa y directa sobre los acontecimientos, que sí tienen quienes son testigos presenciales de una situación, por lo que las y los comunicadores tienen que lidiar con las limitaciones que el medio impone para compartir la información, mencionó.

En ese sentido, resaltó el encuentro en el que participarán comunicadores de 27 congresos estatales y el federal, porque se abordarán problemas actuales que afectan la función de la comunicación social; es un ejercicio que servirá para enriquecer y mejorar el quehacer informativo a través de las experiencias de la comunicación desde los congresos.

“Permitirá el intercambio de experiencias que contribuyan a definir y enfrentar los retos actuales, tales como los medios a través de los que se comunica, la explosividad en la difusión de la información, la falta de verificación o difusión de noticias falsas, y el proceso electoral que se lleva a cabo en el país”, agregó.

Además, continuó, la comunicación por sí misma implica responsabilidad y objetividad en lo que se comunica; no obstante, la comunicación que se realiza desde un ente gubernamental, en este caso los parlamentos, obliga a la institucionalidad y calidad, ya que es una de las herramientas fundamentales de los Poderes Legislativos, no sólo por lo que se realiza, sino como una parte de la obligación de transparencia y rendición de cuentas.

Ley de Comunicación Social

En su participación, la diputada Dulce María Sauri recordó que en 2018 se expidió la Ley General de Comunicación Social, que regula el párrafo octavo del artículo 134 de la Constitución, en materia de propaganda gubernamental, y dicha legislación tuvo como origen el interés de regular el gasto en materia de comunicación social, estableciendo criterios de eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez.

Precisó que, a través de esa ley se limita el contenido de la comunicación social para que tenga carácter institucional y fines informativos, educativos y de orientación social; además, de que respete la libertad de expresión, diversidad social y cultural.

Ese ordenamiento legal, añadió, también prohíbe mensajes que impliquen un ataque a la moral, la vida privada, derechos de terceros o que provoque algún delito o perturbe el orden público. Asimismo, establece límites a la publicidad en tiempos electorales para evitar cualquier influencia en el público.

“Estamos inmersos en las campañas políticas para la renovación de congresos locales, gubernaturas y la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, por lo que es imprescindible tener los límites marcados por la ley”, concluyó.

La comunicación objetiva deber ser el faro que alumbre el camino

El coordinador de Comunicación Social de la Cámara de Diputados federal, Ricardo Barraza Gómez, dijo que la información objetiva debe ser el faro que alumbre el camino y ahuyente a las pequeñas luces de bengala que distraen, alteran y desinforman.

Puntualizó que es un derecho que se tiene que hacer valer y no una concesión discrecional al servicio de unos cuantos, ya que no hay marcha atrás en la defensa de esta libertad que ofrece la oportunidad de ser mejores personas. “Tenemos que hacernos cargo de que las cosas no serán como antes, nuestros hábitos y costumbres se modificarán y se adecuarán a las exigencias de los nuevos tiempos”.

Afirmó que es indispensable profesionalizar las áreas con el fin de lograr una comunicación útil que promueva el análisis y la reflexión de temas relevantes. En este sentido, informó que en la Cámara de Diputados, y por iniciativa de la Mesa Directiva, la Coordinación de Comunicación Social está en proceso de conseguir la certificación de calidad ISO9001 que permitirá hacer más eficiente el trabajo y dar mejores resultados.

“Estamos comprometidos con nuestra obligación social, queremos avanzar sobre un camino firme mismo que nos obliga a ejercer la función pública con estricto apego a derecho, desechando, incluso denunciando, las prácticas que empobrecen la noble tarea de comunicar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *