0 3 mins 1 mes

Durante el “Segundo Foro Juvenil de Formación Legislativa”, el senador Ricardo Monreal Ávila llamó a las y los jóvenes del país a no caer en el discurso de odio y de la descalificación.  

 

Monreal Ávila hizo un llamado a los participantes de este encuentro, que organizó el Grupo Parlamentario de Morena, para que defiendan sus ideas sin temor, pero con razones y argumentos.  

 

Además, adelantó que este domingo asistirá a un centro de reclusión en Veracruz, para ayudar a seis jóvenes que fueron privados de su libertad de manera injusta en esa entidad.   

 

Destacó que el Senado abrió sus puertas para que diferentes sectores de la población puedan realizar foros, talleres y parlamentos en el Salón de Sesiones.  

 

“Antes no se permitía ni siquiera la entrada al Pleno, menos usar los escaños de los senadores, de las senadoras. Pero digo que eso hay que desacralizarlo y por eso damos oportunidad a los parlamentos juveniles, a los talleres”. 

 

El viernes pasado, en la apertura de los trabajos del “Segundo Foro Juvenil de Formación Legislativa”, el coordinador parlamentario de Morena reiteró que en los jóvenes está la solución para los problemas y desafíos que enfrenta nuestro país.  

 

Por ello, destacó la importancia de capacitar y formar a las nuevas generaciones en materia política, en el debate y en el trabajo legislativo, pues serán el relevo que habrá de impulsar un mejor futuro para México.  

 

Los jóvenes, asentó el líder de la mayoría legislativa en el Senado de la República, deben contar con los lineamientos fundamentales, de honestidad y sobriedad, para construir una sociedad más justa.  

 

“Ustedes -les dijo a las 88 participantes del Foro-, tienen que actuar de manera distinta”, fórmense profesionalmente, luchen por sus sueños, porque “no hay nada imposible” y cualquier cosa se puede lograr.  

 

Luego, en la entrega de reconocimientos, que se llevó a cabo ayer sábado, el senador les recomendó a los jóvenes algunas técnicas del debate parlamentario, pero, sobre todo, les pidió estudiar, “porque no se puede improvisar si no tienes una cultura general y tienes que hilvanar textos históricos, anécdotas para poder ilustrar a la Asamblea de lo que estás hablando”. 

 

Les explicó que se puede ser parlamentario, servidor público, burócrata o simplemente un profesionista libre, “pero la palabra, el arte de la palabra es extraordinaria, y sólo se logra controlar, cultivar y cautivar al auditorio si tienes una mínima formación cultural”. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *