0 6 mins 4 meses

CDMX 17 de mayo del 2021.-Este lunes dio inicio el foro virtual “Economía Circular en México: Retos, oportunidades, experiencias y sectores prioritarios hacia un México Circular”, organizado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) con el propósito de entablar un diálogo con los sectores involucrados para conocer el alcance de este prototipo y las bases que habrán de establecerse en México para transitar hacia modelos afines.

En su mensaje inaugural, la titular de Semarnat, María Luisa Albores González, destacó la necesidad de profundizar en el conocimiento de la economía circular no sólo para apoyar la variable ambiental de la sustentabilidad, sino también como motor para el crecimiento y la reducción de las desigualdades sociales, el cual requerirá recursos e incentivos que aceleren su adopción.

Señaló que desde Semarnat se trabaja en una política integral de manejo de residuos que apunta a reducir progresivamente la generación de residuos sólidos urbanos hasta llegar a cero. “Sabemos que la economía circular no sólo incluye residuos o desechos, sino también diseño, reingeniería de procesos, producción y consumo sustentable y modificación de estilos de vida”, apuntó.

Albores González hizo un llamado al sector privado, sociedad civil, academia y población en general a trabajar coordinados,  y confió en que este espacio de diálogo permitirá encontrar los elementos para delinear la estrategia que se debe seguir hacia la economía circular en nuestro país.

Por su parte, el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental, Tonatiuh Herrera Gutiérrez, expuso la necesidad de plantear qué modelo de crecimiento queremos para México, ya que los datos indican que no sólo estamos creciendo e impactando el medio ambiente, sino que se hace a una tasa mucho mayor que al crecimiento de la economía.

Por ello, enfatizó que la economía circular empieza con el diseño y la planificación, lo cual le corresponde a los diferentes niveles de gobierno, pero también a los particulares, pues no se puede aplicar un modelo nuevo sin que sean tomados en cuenta los sectores industriales, y mencionó a las comunidades como actores principales que escuchen, pero también decidan.

Raúl Bolaños Cacho Cué, presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático del Senado, aseveró que la economía circular debe responder a estándares internacionales, con los cuales no sólo se busque la prevención de la generación y reducción de residuos, sino que extienda la vida útil de los productos y reduzca costos en los modelos de producción.

Recordó que el Senado de la República trabaja desde diciembre de 2019 en la iniciativa de Ley General de Economía Circular, y elabora un dictamen para consolidar una disposición aplicable que genere cambios en el medio ambiente y en la vida de mexicanas y mexicanos mediante la prevención, reducción y manejo de los residuos, así como el cambio de los patrones de consumo y producción. Sin embargo, dicho dictamen seguirá siendo analizado con los actores involucrados.

José Luis de la Cruz Gallegos, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales, consideró que el éxito de la economía circular depende del éxito de una política industrial integral y moderna, ya que este sector constituye y construye las innovaciones necesarias para el cuidado del medio ambiente, además de generar empleo y bienestar social.

Dolores Barrientos Alemán, representante de México en el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, señaló que según el más reciente análisis de este organismo, los patrones globales de consumo y producción son insostenibles y constituyen la raíz de las tres crisis ambientales que hoy enfrenta la humanidad: el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad y la contaminación.

Lo anterior, dijo, nos obliga a repensar en una economía circular, ya que puede contribuir de una manera importante a las grandes metas climáticas de nuestros tiempos, por lo que es fundamental que los sectores público y privado puedan invertir más en este tipo de proyectos para reducir la brecha de financiamiento.

Finalmente, Gustavo Ampugnani, director ejecutivo de Greenpeace México, señaló que la visión que tiene la organización sobre economía circular es hacia una economía restaurativa y advirtió que el término de “economía circular” está siendo reducido por la industria a un mero concepto de reciclaje, con  lo que busca apuntalar un sistema de consumo de bienes materiales que sigue la misma lógica de aumentar los niveles de producción.

Como parte de las actividades de este día, Luisa Santiago, directora ejecutiva por la región de América Latina de la Fundación Ellen MacArthur, disertó con una ponencia magistral sobre la economía circular. Además, se llevó a cabo el panel Políticas, instrumentos y estrategias hacia la economía circular en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *