0 5 mins 6 meses

CDMX 17 de junio del 2021.-Con un enfoque multidisciplinario, integral y desfragmentado, la atención a la salud pública debe centrarse en las personas y no en los aparatos burocráticos, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Durante el simposio virtual “Las nuevas competencias profesionales en Salud Pública en la era pos-COVID-19”, convocado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), afirmó que la Secretaría de Salud trabaja en el rediseño de responsabilidades de la subsecretaría que encabeza para darle un enfoque apegado a las necesidades de atención de los principales problemas de salud y para atender futuras emergencias sanitarias.
La nueva Subsecretaría de Salud Pública trabajará de manera paralela en acciones transversales de atención y el desarrollo de políticas públicas que atiendan los determinantes sociales de la salud.
Ejemplo de ello es que ya se encuentra en marcha el Centro Nacional de Emergencias en Salud, con el objetivo de generar una estructura para la gestión integral de riesgos para la preparación y respuesta a emergencias de salud como la pandemia por COVID-19.
Dijo que la sobrefragmentación temática o disciplinaria que se daba anteriormente a través de programas verticales -por temas y enfermedades específicas- redujo la capacidad de los sistemas de salud gubernamentales y sociales para incidir integral y positivamente en los problemas de salud de la población.
Destacó que el enfoque transversal en salud pública no se limita a la promoción de la salud, prevención y control de enfermedades, sino que permite la atención individual, social y, sobre todo, la atención posterior a la recuperación de cada paciente.
Al encabezar de manera virtual el simposio, López-Gatell Ramírez advirtió que las políticas de salud pública deben garantizar el acceso a los servicios, con valores éticos y considerando las determinantes sociales de cada persona, así como ampliar la función de rectoría de las autoridades de salud.
Propuso fortalecer las estrategias de rectoría y administración de los servicios desde la promoción de estilos de vida saludables y acciones específicas de prevención de enfermedades, donde se considere además la importancia de la salud animal y medioambiental.
La transformación de la subsecretaría incluye la creación del Centro Nacional de Inteligencia en Salud para optimizar la recopilación y sistematización de información del Sistema Nacional de Salud y transformar la información en análisis útil para la toma de decisiones.
“Territorializar y centrar las acciones de salud pública, permitirá que se lleven a cabo y no queden sólo en papel o en el escritorio, sino que estén cimentadas en la realidad del país.”
Afirmó que se trabaja en un amplio marco de referencia a través de la atención primaria de la salud, redes integrales de servicios y modelo de gestión fundamental para la trasformación del Sistema Nacional de Salud en México.
Finalmente, señaló que las políticas públicas de salud deben estar centradas en las personas, no en aparatos burocráticos, grupos de interés o complacencias políticas.
El director general del Instituto Nacional de Salud Pública, Juan Ángel Rivera Dommarco, precisó que el nuevo subsistema de salud pública basado en funciones esenciales permitirá a la Escuela de Salud Pública de México generar y difundir conocimiento, a través de la investigación para el desarrollo de políticas públicas basadas en evidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *