0 4 mins 3 meses
CDMX a 24 de junio de 2021.- La vicepresidenta Kamala Harris visitará la frontera entre Estados Unidos y México esta semana, tras recibir fuertes críticas de los republicanos por su renuencia a viajar a esa zona.

 

Harris, a quien el presidente Joe Biden le asignó la tarea de liderar los esfuerzos diplomáticos para detener el flujo de migrantes, hará una parada en El Paso, Texas el viernes, según fuentes familiarizadas con el periplo, y se espera que la acompañe el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

La vicemandataria y su equipo rechazaron de manera reiterada las críticas a la ausencia de ella y del jefe de la Casa Blanca de dicho borde limítrofe, argumentando que está más enfocada en abordar las condiciones desestabilizadoras que impulsan a miles de migrantes de Centroamérica a dirigirse a la frontera buscando refugio.

Ese fue el mensaje central durante su reciente visita de dos días a México y Guatemala a principios de este mes, ocasión en que se reunió con funcionarios locales e imploró a los migrantes que no hicieran el viaje a través de territorio mexicano hacia Estados Unidos.

Su viaje, sin embargo, se complicó por las continuas preguntas sobre si iría a la frontera para ver de cerca la situación allí, pero su respuesta de que tampoco había visitado Europa, solo amplificó las críticas, señala Politico.

El recorrido de Harris se produce pocos días antes de que el expresidente Donald Trump visite la zona fronteriza mexicano-estadounidense, acompañado por el gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, y un grupo de miembros de ese partido en la Cámara de Representantes.

La cantidad de migrantes que llegan a la frontera sur de Estados Unidos creció de forma inusitada en meses recientes, desde que asumió el gobierno de Biden, y según cifras del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, más de 180 mil indocumentados fueron detenidos en esa zona.

De ellos, más de 112 mil fueron expulsados casi de inmediato, debido a que la administración Biden sigue aplicando el Título 42, una orden de salud pública que Trump invocó en marzo de 2020 al comienzo de la pandemia para expulsar a los migrantes sin permitirles buscar asilo.

Una cifra récord de 18 mil 800 niños no acompañados cruzaron la frontera en marzo, según estadísticas oficiales; mientras el número mensual más alto registrado anteriormente fue de más de 11 mil menores que cruzaron la frontera en mayo de 2019.

El número de arribos de infantes disminuyó en abril y mayo, pero se mantiene muy por encima del récord de 2019.

Información tomada de Prensa Latina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *